MI DEFINICIÓN DE ALTAS CAPACIDADES, MEDIANTE ESTA METÁFORA

Una cabecita de flores… para mi, un símbolo de las altas capacidades. 

No encontré una metáfora más perfecta.

¿Por qué un tocado de flores?

¿Qué significa para mi?

¿Qué relación tiene con las altas capacidades?

Surgió buscando inspiración para mi libro.

Entre esas preguntas a las que necesité dar respuesta para avanzar.

En esos momentos de inspiración donde conecté contigo, con lo que quiero transmitir. Con mi esencia.

Silvia, ¿qué sientes tú que son las altas capacidades?, ¿qué representan?

Y simplemente un día… llegó mi mejor explicación y metáfora:

Cuando pienso en la brillantez que tienen esas cabecitas, imaginé una cabeza rodeada de bellas flores. Sutiles, delicadas… llenas de variedades, tipos y colores.

Perfectas, dentro de sus imperfecciones.

Son delicadas y es fácil que se marchiten, lo difícil es saber mirar y regar con cariño, en base a sus tiempos y características.

No todo el mundo sabe apreciar su belleza, no entienden lo difícil de su floración. Lo importante es que ellas mismas y su entorno sepan que son únicas, diferentes y preciosas. Que sean cuidadas en consecuencia.

De ahí nació la imagen de la web. 

Necesité una imágen que representara a la explicación.

De ahí vendría el resumen que uso en el inicio de la web, mi definición. 

“La alta capacidad es una cabeza rodeada de sutiles flores. Llenas de diferentes variedades, tipos y colores. 

Únicas. Perfectas, dentro de sus imperfecciones. 

No todo el mundo entiende lo difícil de su cuidado ni sabe apreciar su sensible belleza.

o importante es que ellas mismas y su entorno sepan respetar sus características y atender esa especialidad con delicado cariño y esmero”.

Silvia Fernández Lozano.

Hay otras metáforas geniales, pero esta es la mía.

Se ha convertido en algo muy especial e inevitablemente lo asocio con este bonito y complejo mundo: LA ALTA CAPACIDAD.

Te invito a que busques o inventes tú mism@ otras… darle forma, casi materializarlo, te ayudará a entenderlo mejor y verlo más claro, pero también te vendrá genial a la hora de tener que contar qué es.

SI TIENES UN DIAMANTE EN CASA ¡ENHORABUENA!

He escrito para ti la carta que me hubiera gustado recibir al comenzar esta aventura con las altas capacidades. Desde hoy, ya no estás sol@.

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *