ESPERADA Y TEMIDA VALORACIÓN

¡Qué difícil es esa espera!

A pesar de ser algo que buscábamos y necesitamos suelen invadirnos una serie de dudas frecuentes en lo relativo a los test que les pasan a nuestros hijos, antes y sobre todo, durante ese proceso de identificación.

¡Que tu ansiedad y angustia no te juegue una mala pasada!

Aquí brotan muchos de nuestros miedos “y si no” o muchas ancladas creencias “qué va a pensar al estar solo con un psicólogo/orientador” – Naturalidad y normalidad, ante todo.

Hay mucha incertidumbre que invade, que no sabes gestionar así que llegados a punto, siempre recomiendo tomar distancia.

Pensar en que por fin estáis allí. Algo que (casi con toda seguridad) tanto os ha costado.

Necesitas soltar lastre.

Voy a dejarte unos tips básicos y fundamentales para el momento de la valoración, que espero que te sirvan:

〰️ Vuestro hij@ está ahora en manos de profesionales, confía. Ya está donde querías.

〰️ No estés presente en el proceso. Vete a dar una vuelta o a hacer algún recado, no permanezcas en el mismo sitio.

〰️ Intenta no razonar ni establecer tu lógica ante lo que está pasando o tu hij@ te cuenta respecto a la valoración. No dejan de ser meras interpretaciones de algo que desconocemos.

〰️ Espera un poquito más. El proceso ha sido largo y en este punto estáis muy ansiosos. ****

〰️ No busques información extra, no quieras. Solo conseguirás aturullarme más.

〰️ Deja trabajar a los profesionales. En ese momento ya no puedes hacer más. Suelta.

〰️ Que note calma. No una calma impuesta a modo careta sino una calma de verdad. Será lo que tu hij@ perciba y será fundamental.

Piensa que si hubiera algún problema con la valoración lo vais a tratar después y tocará pelearlo luego. En pleno proceso no es momento y menos cuando ese proceso no es tan corto como a veces desearíamos.

Toca armarse de valor y llevar la espera de la mejor forma que podamos; desde la esperanza.

¿Cómo te enfrentaste tu a ese momento? ¿Desde la alerta y miedo o desde la calma y confianza?

¡Espero haberte ayudado a enfrentarte!

Silvia.

SI TIENES UN DIAMANTE EN CASA ¡ENHORABUENA!

He escrito para ti la carta que me hubiera gustado recibir al comenzar esta aventura con las altas capacidades. Desde hoy, ya no estás sol@.

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *